El arte y la cultura como proveedores de marketing de experiencias

Las empresas deben ser conscientes del carácter emocional y de experiencia que aporta la cultura en su estrategia de marketing.

jueves, 8 de noviembre de 2007

Llega el Leasing art: innovación en el mundo de la comercialización de obras de arte



En un mercado tan conservador nace de la mano de una compañía toda una innovación en el mercado del arte. Se trata del 'leasing art' http://www.arting-gestion.com/ concebido como una nueva forma de adquirir arte combinado como una nueva opción en las retribuciones salariales. Llega al mercado como una nueva, moderna y exquisita manera de retribuir a los mejores talentos. Quince galerías ofrecerán a través de este sistema sus obras a los directivos.


El abanico de las retribuciones no deja de crecer, especialmente los salarios en especie. Hace ya mucho tiempo que el sueldo dejó de ser una asignación fija y en metálico para convertirse en un rompecabezas en el que hay pagos periódicos han aparecido toda una serie de retribuciones en especie: seguros médicos, coches, la cesión de ordenadores o el pago de la cuota de internet se ha sumado como otro ingreso más del salario de los ejecutivos españoles las obras de arte, especialmente pintura y fotografía contemporáneas, y con la capacidad para revalorizarse cuando se escoge bien a los artistas.


En este caso se suman dos tendencias de mercado: el pago en especie con obras de arte y el leasing de piezas artísticas. Quince galerías -Elba Benítez, Soledad Lorenzo, Estiarte, Guillermo de Osma y Pepe Cobo, entre otras participan en el proyecto. Ellas pondrán a disposición de Arting Gestión y sus clientes las obras de sus mejores artistas. Los precios de salida rondan los 3.000 euros.La oferta está pensada para los consejos de dirección o los altos directivos de las grandes empresas, nacionales y multinacionales.


En realidad, es una manera de comprar obras de arte en cómodos plazos. La propuesta de la compañía Arting Gestión se articula de la siguiente manera: una vez seleccionada la obra por el ejecutivo (al que habrán asesorado los expertos de la gestora), una institución financiera comprará a la galería dicha obra y mediante un contrato de arrendamiento financiero la alquilará a la empresa donde presta sus servicios el directivo. Ésta a su vez la entregará al empleado para su disfrute en su domicilio particular o despacho profesional. Al vencimiento del contrato de arrendamiento, éste podrá pagar la cuota residual y obtener la propiedad.


Otro ejemplo claro de que una vez más el arte y el marketing confluyen y se complementan. En toda estrategia de marketing hay un público objetivo que muchas veces se olvida y que son los propios empleados. Aunque este sistema nace y está concebido para ofrecerlo a altos directivos, suponemos que en el futuro se podrá ampliar a otros empleados. El marketing interno se articula para planificar estrategias con varios objetivos: retención y fidelización de empleados, que hagan de prescriptores de los productos y servicios de la compañía, fomentar la creatividad e ideas, motivar e incentivar el talento. La iniciativa de artin-gestión responde a las nuevas motivaciones salariales de los directivos de alta dirección.


También es digno de destacar esta iniciativa por su carácter innovador en un mercado como el del arte que está ávido de nuevas formas de acceso al arte, ya que hay que desterrar la idea de inaccesibilidad. Bienvenida la idea y suerte con el proyecto.

5 comentarios:

maría dijo...

Me parece una iniciativa muy acertada. Parece que el mercado del arte está sólo al alcance de unos pocos, ya en clase se le ha calificado varias veces de elitista. Propuestas como la de esta compañía pueden hacer que cambie. Una vez concienciados de que el arte es un producto como otros muchos, se le puede sacar mucho partido desde el punto de vista del marketing. El poder comprar determinadas obras en plazos es una manera de acercarlo a la gente. Parte de un sueldo destinado a tikets de restaurante, otro tanto para pagar esta fotografia o pintura que quiero ver en mi casa. Que buena idea. Y además no sólo para los que deseen adquirir alguna obra de arte. También los artistas se ven beneficiados al poder dar más salida a su trabajo, como las galerías que se han unido a esta campaña. Creo que es en este camino por donde hay que moverse para que el arte pueda ir llegando a todo el mundo.
Una profesora nos hablaba un día sobre la necesidad de arte. ¿Que siente uno cuando necesita arte? ¿que síntomas se tienen? No se trata de algo vital. Pero volviendo a lo del sueldo en especies, vemos: un coche, un ordenador, un teléfono móvil, internet... y ARTE. Así parece que uno también puede precisar de las emociones que este nos ofrece, en nuestra propia casa.

rcaneda dijo...

Si bien es cierto que una propuesta como esta puede abrir una nueva dimensión en lo que al mercado del arte se refiere -está claro que galerías y artistas amplían sus públicos posibles a partir de alternativas como esta-, disiento a la hora de pensar que esta iniciativa hará extensiva la llegada de obras de arte a todo el mundo, ni aún de forma paulatina.
No en vano, ya en la propia Arting Gestión hacen mención a su target principal como los altos directivos de multinancionales; quienes, intuyo, representan un muy bajo porcentaje con respecto al total de trabajadores. Esto implica, además, preguntarse si debido a ese número limitado de directivos al que va dirigido el proyecto, éste no sufrirá de fecha de caducidad.
No obstante, y a pesar de este reducido grupo de posibles beneficiarios,sí me parece un camino interesante e innovador que puede llegar a aunar los deseos de las tres vertientes participantes: por un lado, se gestiona un nuevo campo de salida para la producción artística; por otro, las empresas tienen capacidad de deducir al invertir en estas obras; y, por último, el empleado -ya sea entendido o aficionado al arte o no- puede acercarse al mundo artístico con cierta seguridad, teniendo en cuenta el papel asesor que también garantiza Arting Gestión. Desde esta perspectiva parece una solución perfecta...

Anónimo dijo...

Me parece una iniciativa valiente. Creo que en el extranjero ya se habían propuesto ideas parecidas pero en España era algo más arriesgado ya que somos algo más conservadores que los americanos o que nuestros veinos europeos. Me parece una manera original de acercar al mundo del arte a mucha gente que quizás de otra forma no se habría planteado invertir en arte y que habría seguido viendo este mundo como algo ajeno. Esperemos que estas iniciativas animen a más gente a aventurarse en este mercado! mcardenal

Anónimo dijo...

Efectivamente, el Leasing de Arte es una iniciativa cuanto menos "interesante" y sin duda muy valiente considerando el panorama español, pero no nos engañemos: ¿a qué clase de público va a acercar el Arte?¿a Altos directivos saturados de otro tipo de incentivos?¿a aquellos que ya eran amantes del arte previamente? - No creo que contribuya a difundir el placer ni el gusto por el arte más allá de su reducido círculo de adeptos de siempre, pero sí apoyo la iniciativa en cuanto a la inyección de liquidez que supone para el mercado artístico.
Dicho esto, esta propuesta ya es conocida en otros países de Europa y...¡funciona! así que, démosle tiempo al tiempo - y un poquito más de difusión - y veremos si nos quitamos el "sanbenito" de conservadores.
MaikaFA

Anónimo dijo...

No veo esfuerzo en esta iniciativa para acercar el arte a la clase media, yo estaría dispuesto a pagar 15-20 euros al mes, y luego comprar por unos 500€-600e. El arte es elitista, si, porque nadie se esfuerza en acercarlo adecuadamente a la no elite, pagan poco...