El arte y la cultura como proveedores de marketing de experiencias

Las empresas deben ser conscientes del carácter emocional y de experiencia que aporta la cultura en su estrategia de marketing.

viernes, 25 de septiembre de 2009

Una red social para coleccionistas de arte. ¿Hacia dónde se encaminan las redes sociales?


Yo soy apasionado del arte. Soy amante del arte. Soy un "pequeño comprador" que no coleccionista de arte. Me gusta hablar y reflexionar sobre el mundo del arte. Me gusta compartir y opinar sobre arte. Me gusta conocer gente con mi misma inquietud por el arte. Me gusta conocer gente que profesionalmente crea en el arteting o qué y cómo confluye el arte y el marketing. Naturalmente algún día me gustaría ser un coleccionista de arte y poder destinar recurso económicos y profesionales a tal dedicación.

Y ahora qué. Pues la respuesta está en una nueva red social que da respuesta a mi reflexión y por qué no frustrada vocación.

Quizás las redes sociales en el contexto de la comunicación se estén convirtiendo en una burbuja social profesional que termine por estallar; para luego volverse a reinventar... O no. Ahora existe una carrera de 100 metros para estar en las redes sociales y cualquier negocio, profesional, pyme, empresa grande o multinacional quieren estar ya. Queremos recorrer y conseguir en apenas 9,69 segundos muchos de los objetivos de comunicación, cuando sabemos que objetivamente es una tarea a largo plazo. Los usuarios queremos estar y cuantos más amigos mejor y las agencias a experimentar.

En la actualidad las redes sociales creo que sufren el síndrome del caminante: "caminante no hay camino, se hace camino al andar". Las redes sociales han nacido para quedarse y como todo en internet ser reinventará dentro de un día, un mes, un año o quizás dos. No son, ni deben ser, el camino unidireccional de la estrategia de marketing y por el que transita toda nuestra comunicación. Las redes sociales no son nada sin caminantes que quieran conversar, intercambiar, escuchar, compartir y más allá de sólo estar. Los usuarios hemos puesto en valor las redes sociales por que hay algo innato que nos hace caminar...escuchar, compartir, intercambiar.

En un artículo aparecido en el diario EL PAIS se habla de la reciente creación de un red social vertical. http://www.elpais.com/articulo/revista/agosto/Pon/cuadros/muro/elpeputec/20090823elpepirdv_5/Tes


Christian Schwarm, dueño de una agencia de marketing en Berlín y con pasión por el arte vio lo que todo el mundo veía y pensó lo que nadie había pensado. Todavía. ¿por qué no crear una red exclusivamente para y por coleccionistas?

Como dicen: "no sólo es una herramienta de contacto social, sino que muchos miembros la están utilizando para catalogar sus colecciones". Me quedo también lo que apunta Sofía Barroso, presidenta de Around Art, compañía que presta servicios a coleccionistas y museos, aplaude la iniciativa como "una nueva forma de vivir el coleccionismo". En cierto modo, opina, es una vuelta al tipo de relaciones, más personales, que se establecían entre los coleccionistas en las décadas de los setenta y ochenta. "A partir de los noventa los galeristas se profesionalizaron y el contacto con el artista y con otros coleccionistas se hizo más difícil". Barroso cree que este tipo de herramientas será un éxito, sobre todo entre los coleccionistas más jóvenes, "los que tienen entre 30 y 40, que son los usuarios de Facebook".

Las redes sociales verticales han nacido para quedarse y creo que como estrategia de marketing habrá que tenerlas en cuenta por su capacidad de identificar y cualificar clientes potenciales afines.



1 comentario:

Almudena dijo...

Hola Jose!! Me gusta mucho tu blog y comparto muchas cosa que dices en él... por ejemplo lo que dices sobre las redes sociales!! Yo también creo que hay que empezar a tenerlas en cuenta para las estrategias de marketing...
saludos!!